Estamos cocinando y, en el momento de freír el huevo, lo cascamos y vemos que dentro del huevo hay 2 o 3 yemas. Encontrarnos huevos con más de una yema puede hacer que nos llevemos una sorpresa, puesto que no es algo habitual, como le pasó a Carlos Arguiñano en ese mítico vídeo:

 

EXPLICACIÓN CIENTÍFICA

Como ya hemos comentado anteriormente, no es habitual que este suceso ocurra, aunque tampoco es imposible. No se trata de gallinas mutantes ni nada por el estilo. Las cáscaras que contienen dos yemas pueden formarse por dos motivos.

  1. Por un lado, si se expulsa del ovario más de una yema, éstas recorrerán su camino habitual hasta ser encapsuladas juntas dentro de la misma cáscara. 
  2. El otro motivo es que, puede que una yema se haya quedado obstruida en el oviducto y que al bajar la siguiente, estas bajen conjuntamente hasta formar por completo el huevo.

Cabe destacar que los problemas hormonales suelen ser también la causa de este hecho, sobre todo en gallinas jóvenes que están en el primer mes de puesta, o, por el contrario, gallinas viejas que están casi al final de su ciclo reproductivo. Algunos investigadores creen que la incidencia de huevos con dos yemas puede aumentar durante ciertas épocas del año.

Realmente, no existe ninguna raza en especial que ponga este tipo de huevos. Cualquiera puede ocasionar este suceso, aunque sí es más común en razas que son buenas ponedoras, como Rhode Island, Leghorns y Sussex.

 

¿SE PUEDEN COMER?

Es una duda que puede surgir cuando nos encontramos huevos con más de una yema. Pero la respuesta es, ¡claramente sí!

Son totalmente seguros para el consumo humano y no corremos ningún riesgo para nuestra salud si los ingerimos. De hecho, es aún más beneficioso para nuestra salud porque contienen niveles más altos de vitamina A y colina, que es un nutriente esencial, aunque también es cierto que la albúmina puede contener un poco menos de su valor nutricional. También tienen como ventaja que son más grandes que un huevo con una sola yema, por lo que son más saciantes y apetitosos.

comer huevos de más de dos yemas

 

¿POR QUÉ NO SON MUY COMUNES?

En los comercios en los que compramos habitualmente es algo poco habitual encontrarlos. En la industria alimentaria se controla exhaustivamente los procesos, controlando el tamaño y peso de cada huevo. Los huevos que contienen dos yemas pesan más y suelen ser más grandes, por lo que no es común verlos. Sin embargo, en los huevos camperos, como los que vendemos en Las Villanas, hay más posibilidades de que esto ocurra. 

 

CURIOSIDADES ACERCA DE LOS HUEVOS CON DOS YEMAS

Los huevos con más de una yema se han visto tradicionalmente envueltos en mitos y supersticiones. Normalmente, se decía que traería buena suerte. Otros lo llegaron a relacionar con hechos tan dispares como bodas próximas o el nacimiento de gemelos. Incluso se pensaba que un evento iba a suceder dos veces… 

Otro dato interesante es que el índice de mortalidad de embriones que comparte un huevo es elevado, aunque puede darse la situación en que ambos lleguen a sobrevivir, naciendo así, dos polluelos del mismo huevo.

En resumen, es poco frecuente encontrar huevos con esta característica, por lo que, si algún día estás friendo huevos y te sale uno con dos o incluso tres yemas, ¡disfruta de ese momento tan jugoso!, porque como muchas otras cosas, pocas veces sucede.